Monday, September 03, 2007

 
Fusilado por ser homosexual

Narra el hispanista Ian Gibson en su libro "El hombre que detuvo a García Lorca" la historia del político ultraderechista considerado como responsable de la detención y posterior fusilamiento del poeta
.
El hispanista Ian Gibson retrata en su última obra a Ramón Ruiz Alonso, tipógrafo y político ultraderechista, considerado responsable de la detención de Federico García Lorca y supuestamente relacionado con la denuncia que motivaría el fusilamiento del poeta.
Con el libro "El hombre que detuvo a García Lorca" (Aguilar), que se publicará el próximo 12 de septiembre, Gibson, experto conocedor de la producción y la vida del poeta, pretende poner "punto y final" a sus estudios sobre la muerte del poeta y dramaturgo, según dijo en una entrevista con Efe.
Gibson describe a un Ruiz Alonso que llega a la ciudad andaluza de Granada en 1932 para trabajar como tipógrafo y que se convertiría en una influyente personalidad después de conseguir un escaño como diputado en la lista de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA).
Según el hispanista, este ultraderechista, perteneciente a una familia de clase media venida a menos, llegó cargado de "resentimiento y odio".
"Era un maniqueo radical, para quien todos los socialistas eran diablos; fue un hombre violento, agresivo, que consideró a los rojos antiespañoles, puesto que sólo él y los suyos eran los auténticos", añadió Gibson.
En 1936 Ruiz Alonso perdió su escaño y desde entonces empezó a conspirar "contra una democracia a la que había llegado a odiar", para participar después en la represión de los republicanos de Granada, donde se produjeron miles de "feroces" fusilamientos.
Pero, según el relato de Gibson, un episodio concreto lo catapultaría ante los ojos de la historia, puesto que fue el responsable directo de la detención de Lorca.
Aunque Ruiz Alonso nunca negó haber participado en el arresto, que confesó al propio Gibson en una entrevista en 1967, sí se escudó siempre en que lo hizo "obedeciendo órdenes del gobernador civil de entonces".
No obstante, "la gran cuestión" radica en la denuncia que habría motivado su detención, de ahí que el hispanista profundice en esta obra en el origen de ésta, que saldría "del seno de la CEDA y que hubo una implicación importante de Ruiz Alonso", aunque no se conozca el documento que la demuestre y él mismo negara "tajantemente" haber participado en ella.
Según Gibson, el interés de acabar con la vida de Lorca radicaba no sólo en las envidias que despertaba por su amplísima fama y "puro genio", sino por su pública condición de rojo y homosexual.
Aunque el propio régimen de Franco tildó de "accidental" la muerte del dramaturgo, atribuyéndolo a un "revuelo callejero", el hispanista considera que llegaron a consultar telefónicamente al general Gonzalo Queipo de Llano "para cubrirse las espaldas".
Gibson, que dijo que le hubiera gustado contar con la versión de las hijas de Ruiz Alonso, retrata en su obra a un "fanático resentido" interesado siempre en exponer su virilidad. Fuente: El Universal

Imagen: Aguijarro

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer