Thursday, November 01, 2007

 
Polémico filme gay 'Cruising' vuelve a pantalla grande

En 1980, Estados Unidos era una cultura que se enfrentaba a nuevas creencias. Ronald Reagan fue elegido presidente con una campaña basada en valores familiares, y en los cines "Cruising" buscaba atraer al público con escenas de sexo explícito entre homosexuales.
Veintisiete años más tarde, el Gobierno de Reagan ha llegado y se ha ido dejando un legado diverso, y las películas pornográficas de casi cualquier tipo son fácilmente accesibles. Pero "Cruising," una cinta sobre un asesino serial que ronda los bares de homosexuales y reductos sadomasoquistas de Nueva York, pareció haberse desvanecido con el paso de los años.
Fue un fracaso de taquilla, pero atrajo protestas por parte de grupos de homosexuales, y su protagonista, Al Pacino, quien interpreta a un policía heterosexual que investiga los asesinatos al hacerse pasar por gay, rara vez habla sobre ella.
Ahora la película regresará a la vida: fue lanzada en DVD después de un reestreno en los cines de algunas de las mayores ciudades de Estados Unidos, y está siendo promocionada abiertamente por su director William Friedkin, quién llegó a la fama con las cintas "The French Connection" y "The Exorcist."
En un debate reciente, Friedkin dijo que todavía estaba sorprendido por las críticas que recibió mientras rodaba en la ciudad de Nueva York.
"Me sorprendió lo violento de la respuesta. Se volvió tan complicado que el equipo recibía las hojas de rodaje literalmente al último momento posible y les recordábamos a diario que no les dijeran a nadie dónde íbamos a estar filmando," dijo Friedkin.

Irritacion por el rodaje

"Por ejemplo, tuvimos un rodaje en una calle aislada en el que aparecía Al Pacino. Se le acercaba un hombre gay a quien había conocido poco antes esa noche y podría ser el asesino de varios homosexuales en el East Village," sostuvo Friedkin.
"De repente, a las 3 de la mañana aparecieron cientos de manifestantes arrojando piedras y amenazándonos a gritos. De la experiencia de filmar 'Cruising' aprendí que las personas no se enojan cuando uno fuerza los límites de la violencia en las películas, sino cuando uno lo hace en materia de sexo," agregó.
Friedkin sostiene que si intentara hacer la película hoy, los productores de Hollywood se reirían de él.
"Ni con un éxito mundial como 'The Exorcist' entraría yo en sus oficinas ahora," dijo. "A pesar de que los homosexuales son una gran fuerza económica, la elite de Hollywood de hoy en día tiene miedo de hacer una película que examine el lado oscuro de la sexualidad, ya sea gay o heterosexual," agregó.
"Además, ningún agente de alguna agencia importante permitiría que su cliente encarne hoy en día al protagonista, por temor a que sea encasillado como gay o a que circulen rumores en la prensa amarillista o en internet," aseveró.
Uno de los motivos por el que "Cruising" sigue siendo polémico es el final de la película, el cual deja un interrogante abierto sobre la sexualidad del personaje de Al Pacino y acerca de si el verdadero asesino ha sido condenado o no.

Delgada linea

Al Pacino ha declarado que Friedkin lo mantuvo al margen cuando estaban rodando "Cruising."
"¿Soy yo el asesino al final de la película o me he hecho gay? Hasta el día de hoy no lo sé porque Friedkin nunca me dijo cómo interpretar mi última escena," señaló Pacino recientemente.
Cuando se le dijo eso, Friedkin respondió con una sonrisa maliciosa que amenazaba con romper en una carcajada.
"Eso es lo más inteligente que le he escuchado decir. Como en la mayoría de mis películas, especialmente en 'The French Connection' y 'To Live And Die In LA', está el tema de la delgada línea que separa a un policía de un criminal.
"Quería que Al usara sus propias habilidades para descubrir si su personaje cruzaba esa línea. Creo que es el estado de certidumbre y predictibilidad de las películas de hoy en día lo que hace que el final ambiguo de 'Cruising' todavía sea polémico 27 años más tarde."
La controversia todavía se cierne sobre su violencia y las intensas escenas de sexo, que incluso hoy en día probablemente le depararían la tan temida calificación NC-17 en Estados Unidos, que sólo permite que los adultos vean la película.
Así que, ¿cómo fue que obtuvo una calificación R para mayores de 17 años en la ultraconservadora era de Reagan?
"Con mucha dificultad," respondió Friedkin. "Envié más de cincuenta versiones con cortes diferentes a la junta de calificación hasta que finalmente agotamos a los censores," agregó.

Fuente:Reuters
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer