Monday, July 06, 2009

 
¿No hay políticas lesbianas?



"Martina Navratilova me cambió la vida. Tengo 50 años y cuando ella declaró públicamente su homosexualidad yo pensaba que era la única rara. Con Navratilova vi que era normal". Mili Hernández, una de las activistas más importantes del colectivo homosexual, reivindica la importancia de referentes y denuncia la ausencia de mujeres lesbianas en la vida pública española. Pedro Zerolo, Fernando Grande Marlaska o Boris Izaguirre ayudaron a la normalización con su 'salida del armario'. ¿No hay políticas, juezas o periodistas lesbianas?
La tenista Martina Navratilova declaró públicamente su homosexualidad a principios de los 80. En aquel momento, supuso un gran revulsivo en el deporte de élite y costó a la deportista el apoyo de los patrocinadores. Navratilova abrió un camino para que mujeres como Mili Hernández sintieran 'normal' su atracción por otras mujeres. En el siglo XXI, no ha habido una Martina Navratilova española. No hay mujeres que se declaren abiertamente lesbianas ni en política, ni en deporte, ni en periodismo ni en justicia.
"Algunos hombres destacados han salido del armario. No ocurre así con las mujeres lesbianas. No hay políticas, deportistas, juezas ni presentadoras de televisión que se declaren abiertamente homosexuales y nos consta que las hay. Las mujeres lesbianas sufren una doble discriminación, como mujeres y como lesbianas", explica Toni Poveda, presidente de FELGTB.
El Orgullo Gay de 2008 se celebró bajo el lema 'Por la visibilidad lésbica'. Un año después este lema sigue vigente. Los motivos que se esconden detrás de esa 'invisibilidad' que sus colegas masculinos no sufren son diversos. Apuntan como causas la discriminación que sufren las mujeres por el hecho de serlo, la precariedad laboral o vivir en entornos muy cerrados abocan a las lesbianas a ocultar su orientación sexual. "Seguimos en una sociedad patriarcal y eso frena a las mujeres. Tenemos unos lazo muy fuertes con la familia que complica salir del armario", cuenta Esther Martínez, coordinadora del área de Políticas Lésbicas de FELGTB.
"Las mujeres acumulan discriminaciones. Están saliendo del armario primero como mujeres. No se les puede pedir que sean heroínas 24 horas", explica Pedro Zerolo al preguntarle por la ausencia de políticas lesbianas. Sin embargo, el concejal socialista de la Comunidad de Madrid, explica que sí conoce mujeres políticas homosexuales. "Conozco mujeres lesbianas en todos los ámbitos. Nunca he sido partidario de señalar porque ellas deben marcar los tiempos".
No sólo Navratilova es un referente. Susan Sontag y su pareja, Annie Leibovitz, o Ellen DeGeneres (en la imagen con su mujer, Portia Di Rossi) son los espejos en los que más de una generación de lesbianas se ha mirado. Mili Hernández pide valentía a las lesbianas españolas. "Si es verdad que hay una doble discriminación, pero yo no quiero un discurso victimista. Puedo rebatir todas las excusas". Mili va más allá y, aunque no carga toda la culpa sobre ellas, exige "compromiso" para que otras lesbianas en entornos o países donde la homosexualidad esté penada tengan donde mirarse.

"Falta de compromiso"

"La falta de referentes es importante. No tenemos referentes famosos. Sabemos quienes son pero no se atreven. Por pudor, por falta de responsabilidad. Algo se les debe a las mujeres que sí han dado la cara", denuncia esta activista que regenta la librería especializada en homosexualidad Berkana.
Mili Hernández se pregunta por qué hay periodistas lesbianas y ocultan su orientación sexual. "¿Cuál es el problema?". La coordinadora del área de Políticas Lésbicas considera que ya hay un consenso social en que la homosexualidad no es algo negativo y explica que sueña con el momento en que una política española declare abiertamente que es homosexual. Mili asegura convencida que "no pasaría absolutamente nada. Grande Marlaska es un juez en un ámbito muy cerrado y ha salido del armario y no ha pasado nada".
Navratilova, Sontag, Leibovitz, DeGeneres… Todas ellas viven o han vivido en EEUU. "Son mujeres combativas que luchan por sus derechos en una sociedad que tampoco es fácil", defiende Mili Hernández antes de exclamar que en España "somos unas cobardes". "Ocultar la homosexualidad es un síntoma de vergüenza. No hace falta llevar un cartel en la solapa pero no hay que ocultarlo. No podemos hablar de miedo en España sino de vergüenza", explica esta activista. .
Mili Hernández y Esther sueñan con un teniente-Coronel Sánchez Silva mujer. Este militar declaró públicamente su homosexualidad en el año 2000 y abrió el camino de la igualdad dentro del ejército. "Fue todo un revulsivo que trajo muchos más. Si una política saliera del armario ahora también sería un revulsivo que ayudaría a muchas mujeres". Esther explica que "merece tanto la pena vivir la vida y la sexualidad de una forma plena" que no hay excusa para esta invisibilidad. Pedro Zerolo se muestra cauto aunque piensa que una mayor visibilidad ayudaría a otra mujeres a construir referentes positivos. "Saldrán del armario cuando y donde quieran. Me gustaría que hubiera mayor visibilidad pero no soy quien para ponerles límites".

Fuente:Telecinco
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer