Wednesday, December 14, 2005

 
















Fuego en dársena sur

lo que aquella madrugada en el puerto
cambió el rumbo de mi destino nocturno
dejándolo encadenado para siempre
a un vertiginoso recuerdo
de deseo hecho cenizas
fue un fogoso soldado
de temible verde oliva
quien por tierno equívoco
desde una garita
me gritó: "muñeca…
no te mueras nunca!"

Miguel Ángel Lens-Argentina
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer