Thursday, June 15, 2006

 
Un juez cuenta su vida



Madrid.- El juez estrella de la Audiencia Nacional desde que tomase posesión de su cargo allá por 2004, Fernando Grande-Marlaska, ha hecho una apuesta por la tolerancia y ha decidido desvelar algunos de los rincones más recónditos de su vida privada como que lleva casado desde octubre con un vasco llamado Gorka y que habla euskera en la intimidad. A sus 43 años, tiene fama de ser un hombre impecable en su trabajo. Lo es también con su aspecto personal. El hombre que impidió a De Juana Chaos salir de la cárcel y que prohibió el congreso de HB, el mismo que tiene entre sus manos el caso Fórum, fibroso y elegante, muy atractivo, cuenta en una entrevista concedida a un semanario que intenta acostumbrarse a emplear la palabra marido para referirse a Gorka porque, «aunque las palabras a veces son tontas, en otros casos resultan muy significativas». La historia de Fernando Grande-Marlaska no es una excepción. También él tuvo que enfrentarse al día en el que tuvo que contarle a su madre que era gay: «Cuando conocí a Gorka, al mes decidimos vivir juntos. Y entonces pensé que tenía que decírselo a mi madre. En ese momento yo ya lo había manifestado en el trabajo, ante los amigos, ante mis hermanas... Sólo faltaba mi madre. Y el 3 de febrero de 1998, son días que no se te olvidan, fui a comer a su casa. y después en el café se lo dije. Y mi madre en un primer momento no lo aceptó». «Entonces», explica el juez, «la vida nos separó un tiempo. Por ejemplo, como no invitaban a Gorka a la cena de Navidad, yo dejé de ir. Esas cosas enrarecieron la relación familiar durante algunos años. Hasta que en 2004 la cosa se normalizó completamente. Pero hubo esa distancia de algunos años con una familia que se quiere mucho. Son peajes que se pagan». Su enlace también fue un secreto: «Fue una boda muy simple, sin celebración, y después nos fuimos una semana de viaje. Yo temía que mi matrimonio le incomodara un poco, porque la familia de mi madre no sabía nada y ella se iba a ver obligada a explicarse. De modo que al volver del viaje me fui a Bilbao para contárselo. Pero estábamos todo el rato rodeados de familia y no veía el momento. Hasta que al final llevé a mi madre en coche y aproveché la ocasión. Llovía torrencialmente y pensé, lo mismo tenemos un accidente, porque como reaccione mal...» La contestación de su madre fue: «Me lo esperaba». La vida del juez había dado un giro un año antes de casarse. En 2003, se mudó a vivir con su entonces pareja a Madrid. La razón fue, según Grande-Marlaska, que en el País Vasco «todo gravita en exceso sobre el tema del nacionalismo». «Al cumplir los 40 años decidimos que queríamos vivir en una sociedad donde existieran otras perspectivas», prosigue Fernando Grande-Marlaska, que cuenta que el paso «fue muy costoso»: «Tuvimos que vender una casa, y yo me vine a la plaza de Castilla, a un destino mucho más esclavo, y Gorka, que es filólogo, se vino sin trabajo y se tuvo que poner a opositar. Al final aprobó y ahora da clases en un centro de adultos, pero cuando vinimos, todo eso era una incógnita». En su día a día, la pareja habla euskera en la intimidad. «Yo entiendo la lengua y no hablo con fluidez porque todavía tengo que pensar en castellano, pero Gorka es euskaldún pleno». A Grande-Marlaska no le quita el sueño la necesaria escolta, como al principio: «Las dos primeras semanas es muy duro. Es como no saber moverte, como tener que llevar muletas cuando no las sabes manejar, te haces un lío mental. Los primeros días no sabes si tienes que ir al lado de ellos, si puedes ir a tu aire y ellos van detrás (...) Pero luego ya lo normalizas y lo asumes. E incluso intentas sacar lo positivo de la situación, porque también tiene sus cosas buenas. Por ejemplo, yo antes tenía la responsabilidad de sacar a la perra por lo menos el 50% de las veces, y ahora es Gorka quien está empleado en sacar a Cira por las mañanas, a mediodía y por la noche». Muchas veces, dice el juez estrella, «se agradece». Fuente: La Opinión

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer