Saturday, August 05, 2006

 
La amistad gay

Raul Escari


.......... Digámoslo con calma: la amistad gay es algo así como el motor primero, esencial y silencioso de la vida gay. La apertura que posibilita la calidez de esta amistad genera ámbitos vastos, serenos, ajenos a la siempre posible represión o agresión que acosa en forma constante e indeleble nuestra existencia de "homosexuales" y que se manifiesta en la propia familia, en la escuela, en el trabajo.
El bienestar o serenidad de la amistad contribuye a crearse a sí mismo, a reinventar su identidad personal, a pasar de la subjetividad concebida por el orden social a una subjetividad elegida, según la concepción de Michel Foucault citada por Didier Eribon en sus Reflexiones sobre la cuestión gay.Foucault afirma que una sociedad se define por lo que en ella se puede decir y pensar. Eribon, partiendo de esta noción, considera que "la visibilidad gay y lesbiana tuvo por efecto la transformación de la sociedad en su conjunto ya que modificó de un modo profundo lo que en ella puede decirse, verse y, en consecuencia, pensarse".
La relación sexual entre personas del mismo sexo difiere esencialmente, como es obvio, de la específica "amistad gay". Debemos mencionar esto para señalar diferencias y no eludir los vínculos que, de todos modos, subsisten entre sexualidad y amistad gay. Para que los conceptos sean lo más claros y distintos posibles.
La práctica de la drague (para emplear el hermoso término francés que en el Río de la Plata se nombra con palabras horrorosas como levante en Argentina o cargarse a alguien en Uruguay) es un privilegio del que los heterosexuales no disfrutan. Los back rooms, existentes en la gran mayoría de las ciudades de los países occidentales, también supone poderes o posibilidades excepcionales que deberían avergonzar a todo machista que se precie.
En París, por ejemplo, en el barrio gay del Marais cualquiera puede entrar a casi toda hora -al menos a partir de las once de la mañana- y encontrar a alguien con quien hacer el amor a dúo o compartir una orgía. Cosa que le está vedada al heterosexual machista, pese a considerarse con frecuencia como un canchero en la materia.Pero también la drague tiene aspectos negativos, alimenta un sentimiento de decepción y la relación sexual deja una sensación de tristeza, de vacío, o una cierta depresión. También supone peligros múltiples (robo, agresión física) o la ilusión deceptiva, efímera, de haber alcanzado al fin el amor soñado y configurado por el imaginario del individuo solitario, que es por definición el gay.La exclusión homosexual es la exclusión más cruel de todas las exclusiones, y aún de todos los racismos.... Lea Más en Artemisa
.
Comments:
La amistad gay supone el motor primero y silencioso de la vida gay. Esta parte me gustó y coincido. También coincido en que son como dos caras de una misma moneda. La anterior sería el aspecto positivo y el negativo es la decepción producida por el fracaso de una relación gay. Los celos gay o el enojo gay es muy pronunciado, más pronunciado que entre los heterosexuales y las reacciones pueden llegar desde el robo, hasta la percusión y hasta la agresión física o psicólogica.
Agradezco que me hayan linkeado. Ya las linkeo yo en mi blog.
Saludos!!!
 
Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer