Tuesday, September 12, 2006

 

Madre hay una sola,
pero a veces hay dos.

Los centros médicos privados que aplican técnicas de reproducción asistida en México están registrando un incremento constante de solicitudes procedente de mujeres solteras sanas -algunas de las cuales se declaran abiertamente lesbianas- que procuran la inseminación artificial con semen de donante.
Son mujeres que recurren a los médicos solicitando el auxilio de la ciencia para lograr lo que, por ahora, la naturaleza les impedía: es decir, tener un hijo que llegará a una familia cuyos principales miembros son una mujer (que es su madre biológica), otra mujer (pareja sentimental de su madre) y un padre biológico surgido de la compra de semen a un banco de donantes.
"Aunque la familia lesbiana es una realidad, en México esa forma de configuración vincular aparece aún invisible y sin nombre, a pesar de que según datos del Centro de Fertilidad Humana en México, las homosexuales femeninas representan ya entre 20% y 30% de las solteras que demandan este procedimiento para concebir un hijo", comentan.
Para el doctor Góngora Rodríguez -también especialista en genética y reproducción-, no estamos frente a casos de hijos de madres lesbianas, sino únicamente se trata de una mujer que quiere tener un hijo, no tiene pareja masculina y entonces recurre a un banco de semen. Es decir, hay una madre biológica que puede ser lesbiana, un padre biológico que aporta el semen anónimo y otra mujer que sólo es pareja de la madre.
"Sabemos que muchas mujeres que se someten a inseminación dicen que son solteras, cuando en realidad tienen una pareja afectiva femenina. Esto último es así de ambiguo porque en nuestro país no existe regulación alguna respecto a los tratamientos de inseminación asistida específicamente en el caso de mujeres lesbianas. Además, cuando una mujer lesbiana se convierte en madre por inseminación alternativa, la madre biológica es reconocida dentro del sistema legal con todos los derechos de la maternidad (como madre soltera), pero la pareja de la madre no tendrá ningún derecho formal con respecto al hijo", advierte el especialista.

Vacío legal

El Código Penal del Distrito Federal y la Ley General de Salud únicamente especifican que podrán acceder a tratamientos de inseminación asistida las mujeres casadas previa autorización de su esposo, así como las mujeres solteras que sean mayores de edad y que se encuentren bien de sus facultades mentales; por lo tanto, hay un vacío legal en cuanto al tema de la maternidad homosexual.
Legalmente no hay nada que impida que una mujer lesbiana opte por una inseminación artificial; sin embargo, en nuestra sociedad aún son discriminadas las mujeres que tienen una orientación sexual diferente y que deciden ser madres por métodos "no naturales" como lo es embarazarse utilizando el esperma de un donante completamente anónimo, o de un donante que está de acuerdo con ser identificado cuando el niño llegue a ser adulto, o de un donante completamente conocido, por ejemplo un amigo y un pariente de la pareja. Lea más en El Universal

Imagen: Simón Pizarro
.
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer