Saturday, November 04, 2006

 
Un canónigo compara a gays y nazis y desata un escándalo político y social


Las asociaciones homosexuales de la provincia pidieron ayer la destitución del párroco que ofició la misa del domingo en honor a San Marcelo y comparó supuestamente la legalidad del régimen nazi con la de los matrimonios entre personas del mismo sexo.
La asociación de gays y lesbianas de León, Cogale, afirma que el eclesiástico debe pedir disculpas y asegura que la jerarquía religiosa está vulnerando sistemáticamente el "derecho al honor y a la dignidad personal" de los ciudadanos, "amparándose en una falsa libertad religiosa".
"No es sitio para este tipo de declaraciones. Eso es mezclar lo que no se debe. Creemos que debe pedir disculpas, es lo mínimo, y no escurrir el bulto que es lo más fácil y gratuito", explicaba ayer la presidenta de Cogale, Pilar García.
"No estamos dispuestos a seguir permitiendo que desde un púlpito se nos siga insultando, humillando, vejando y fomentando el odio y la violencia hacia nosotros, todo ello con el beneplácito, la bendición y el silencio cómplice de la jerarquía eclesiástica", añaden. Asimismo la asociación apoya por "su actitud coherente" al concejal socialista Iban García, que abandonó la misa.
Cogale no es el único colectivo que va a tomar medidas contra el canónigo. A su vez, el presidente de la Plataforma Popular Gay, Carlos Biendicho, anunció ayer que si la Fiscalía no actúa de oficio él, en calidad de representante del colectivo, integrado en el PP, presentará el lunes una denuncia contra el sacerdote.
Para presentar esa querella el presidente de la Plataforma Popular Gay se basará en que la incitación a la discriminación está tipificada en el Código Penal y la Constitución, además, no admite el insulto.
Biendicho ya es experto en estas lides puesto que este verano presentó una querella contra varios dirigentes del PP, partido en el que él milita, por homófobos y por incitar a la violencia.
En el caso de las palabras del sacerdote durante la fiesta de San Marcelo, Carlos Biendicho va más allá y reclama al obispo de León, Julián López, que "por coherencia" retire al canónigo "de todas sus funciones pastorales". Biendicho recuerda al sacerdote que ha provocado la polémica que el Papa, en su visita a los campos nazis hace unos meses, se horrorizó y exclamó "Dios mío, dónde estabas". Desde la Plataforma además se rememora que los homosexuales también fueron exterminados en los campos de concentración nazis.
El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de León, Ibán García, que abandonó la misa donde el canónigo aseguraba que acatar leyes que atentan contra la familia, como las bodas homosexuales o la ley del aborto, era similar a que alguien asumiera como legal los campos de concentración nazis, no entra a valorar que otros compañeros de partido que se encontraban en el acto religioso no siguieran sus pasos y abandonaran la iglesia. Ibán García insiste en que él actuó en conciencia y por tanto no juzga a quien siguió en el servicio religioso.
El edil afirma que decidió salir de la iglesia de San Marcelo al oír las palabras del sacerdote en las que también advertía que la sociedad no puede juzgar a madres como la que hace unas semanas abandonó a su bebé recién nacido en Trobajo del Camino. El sacerdote, según Ibán García, afirmó en su intervención que ese acto era mejor "que asesinar" en clara referencia al aborto.
Junto a Ibán García se encontraban en la misa también el subdelegado del Gobierno, Francisco Alvarez, y la concejala Susana Travesí, ambos del PSOE. Los dos prosiguieron en el servicio religioso mientras Ibán García lo abandonó de forma repentina y arrojó a la puerta la banda municipal y la insignia que le señalan como concejal.
A la polémica suscitada por el canónigo se suma también Izquierda Unida de León que pide al Ayuntamiento de la ciudad que se "desvincule de la iglesia católica" y limite su presencia a los acontecimientos públicos "que turística y económicamente beneficien a la ciudad".
Izquierda Unida basa su petición en que la Constitución reconoce el Estado como aconfesional. "Desde IU nos parece ya demasiado que cada cierto tiempo los poderes públicos municipales se separen de la legalidad constitucional y veamos cada cierto tiempo bajo palio, como un jefe de Estado del siglo pasado, al alcalde de León o a los representantes un Ayuntamiento aconfesional, como el de León, ejerciendo esta representación en actos netamente religiosos".
En su comunicado IU condena "la visión retrógrada de una institución antidemocrática como la Iglesia Católica, cuestión que no ampliamos a todos los creyentes, y solicitamos al Ayuntamiento de León que empiece a ejercer su aconfesionalidad constitucional". Fuente: El Mundo
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer