Thursday, August 30, 2007

 
Sobornos por pasar preservativos defectuosos

Sobornos a oficiales a cambio de que hagan la vista gorda y distribuyan preservativos que no cumplen las condiciones de seguridad necesarias, millones de personas en riesgo de contraer el VIH y una investigación abierta para descubrir a los culpables. Esto, que parece el argumento de una película policíaca, es una situación real que se ha dado en Sudáfrica, donde el gobierno del país ha ordenado retirar unos 20 millones de condones defectuosos.
El departamento de salud ha condenado el comportamiento de algunos responsables del Organismo de Estándares sudafricano (SABS, según sus siglas en inglés), encargado de velar por la seguridad de los productos, por haber concedido el certificado de calidad a preservativos de la marca Zalatex que no cumplían las garantías de seguridad exigidas.
Los condones, que se repartían a través de un programa gubernamental de distribución gratuita, "deben ser retirados inmediatamente como medida de precaución para garantizar la seguridad de los ciudadanos", ha indicado el Ministerio de Sanidad en un comunicado.
De momento, las autoridades sanitarias reconocen que "ya se han retirado unos 3,6 millones de preservativos de esta marca" y piden a las personas que hayan recibido profilácticos a través del programa del gobierno a que "los devuelvan en sus puntos de venta".
Los condones Zalatex son fabricados por la empresa Latex Surgical Products (LSP), que ganó un concurso en octubre de 2005 para proporcionar preservativos al gobierno. Este contrato, que se extendía, en principio hasta el próximo 27 de septiembre, implicaba el suministro de unos 80 millones de preservativos para distribuir a los ciudadanos.
Un responsable del SABS ya ha sido inculpado bajo la sospecha de haber aceptado sobornos a cambio de conceder los certificados de calidad. Tanto él como la compañía han sido acusados de poner en riesgo la vida de miles de personas.

Críticas de los activistas

El grupo activista Campaña de Acción de Tratamiento (TAC) ha lamentado que el Gobierno sudafricano no proporcionara la información necesaria sobre su decisión de retirar cerca de 20 millones de preservativos.
Los condones supuestamente defectuosos fueron repartidos entre la población en el marco de un programa gubernamental. Tras anunciar la retirada del producto, el Gobierno aseguró que quiso evitar la alarma asegurando que solo aquellos con el número de serie 4308/ZLX debían ser devueltos.
Sin embargo, la TAC criticó la reacción del departamento de Salud al considerar que "no actuó de forma muy distinta a si hubiese ordenado la retirada de judías" y que no ofreció la información necesaria. El portavoz de TAC, Nathan Geffin, indicó que han recibido muchas llamadas de personas que no saben lo que deben hacer y que la información "no es fácilmente accesible".

Fuente: El Mundo
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer