Sunday, December 09, 2007

 
Holanda libra una batalla contra homofobia dentro y fuera de sus fronteras

El gobierno holandés de centro-izquierda ha convertido la lucha contra la homofobia en una de sus prioridades, tanto en el interior como en el exterior de sus fronteras, para alegría de la principal organización defensora de los homosexuales.
"Jamás un gobierno hizo tanto por la emancipación de los homosexuales", comentó Frank van Dalen, presidente del COC, la organización de defensa de los homosexuales más antigua del mundo, fundada en 1946.
Para la formación de su cuarto gobierno, constituido en febrero, el democristiano Jan Peter Balkenende tuvo que aliarse con los laboristas, lo que dio nacimiento a una coalición de centro-izquierda con un carácter más social que las precedentes.
En una carta al Parlamento sobre la ayuda a los países en vías de desarrollo, el ministro de Cooperación y Desarrollo laborista, Bert Koenders, causó sensación en noviembre con una frase: "Holanda promoverá tanto como le sea posible la igualdad de derechos de los homosexuales".Se dieron instrucciones a las embajadas holandesas de diversos países para que "digan claramente que esta forma de discriminación es inaceptable", proclamó.
La mitad de los 36 países vinculados a Holanda por un acuerdo de cooperación criminaliza la homosexualidad con medidas que "van desde la prisión hasta la pena de muerte", aseguró Koenders.
"Es la primera vez en el mundo que un gobierno incluye el respeto de los homosexuales en sus negociaciones sobre su ayuda al desarrollo", comenta Van Dalen.
Holanda es uno de los principales donantes internacionales en ayuda financiera al desarrollo, al que consagra el 0,8% de su Producto Nacional Bruto (PNB), es decir 4.200 millones de euros en 2006.
Unos días después que Koenders, su colega de la cartera de Educación, Cultura e Investigación, Ronald Plasterk, hizo adoptar en Consejo de Ministros un presupuesto de 2,5 millones de euros para favorecer la integración de los homosexuales entre 2008 y 2011.
Aunque los homosexuales y las lesbianas sean iguales ante la ley en Holanda, Plasterk asegura que socialmente, la aceptación va por otros derroteros entre las minorías étnicas o la población con modos de vida ortodoxos.
El dinero se destinará en particular a actividades que tengan a los jóvenes como protagonistas, en particular los musulmanes, en las escuelas, los clubes deportivos o las asociaciones vecinales.
Esta partida presupuestaria se puede interpretar como "un vaso semivacío o semilleno" porque "el liderazgo moral no basta para cambiar el mundo", comenta, a pesar de todo, el activista Frank van Dalen.

Fuente:Frecuencia Gay
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer