Saturday, February 09, 2008

 
¿Lesbianas o gayelle?

Un sinnúmero de páginas gays dirigidas a varones, se hizo eco de la noticia. Lo mismo, medios internacionales que brindaron todo el espacio necesario para la insólita campaña que inicio un grupo de amigas de la costa oeste de Estados Unidos para cambiar el nombre de "Lesbiana" a las lesbianas, claro está, por el de "Gay Elle", una mezcla de vocablo anglosajón con el francés y que sería el resultado de la contraparte "Gay" que como ya todas saben, significa "alegre" y "divertido".
Las ocurrentes amigas enviaron miles de correos electónicos masivos anunciando el descubrimiento y generando todo tipo de debates, algunas defendiendo el concepto y otras aceptando la nueva idea por considerarla más "cool", más moderna, más "chic" y sin esa carga, según ellas, peyorativa que el mismo sistema le colgó al amor entre dos mujeres. Además dicen que quieren asimilarse a sus pares "gays" que según ellas, llevan bastante más la delantera en cuanto a generar "simpatia" entre los y las heterosexuales. Pero estas amigas no se quedaron sólo en eso, sino que crearon una página web especial para este campaña, (www.sapphicchic.com).
“La palabra lesbiana es anticuada; no es representativa de los tiempos modernos y de personas con un pensamiento moderno. Lesbiana no suena alegre y divertido y tampoco ligero como la palabra gay”, dicen en aquella pagina web las mujeres que proponen la iniciativa. “Por el contrario, lesbiana suena a solitaria, perdedora y menos. Y las mujeres gays merecen más, no menos”, terminando desafiantes.
Sin embargo, las lesbianas de tomo y lomo no se dejaron amedrentar y orgullosas salieron a la defensa de tal idea.
"Yo soy quien soy y lo defenderé sin importar como me llamen”, dijo una mujer. “Si soy lesbiana, el mundo debe respetarme. No necesito rebautizarme para tener su respeto", rebaten.

Lesbiana de Lesbos


Las amigas estadounidenses parecieron pasarse por ahí mismo (imaginense) la historia de la palabra "Lesbiana". Según Wikipedia, la palabra "Lesbiana" proviene de Lesbos, una mítica isla griega donde vivía la poeta Safo quien le dedicaba poemas a un sinnúmero de mujeres que vivía en la isla...sin hombres. Incluso hay una versión biblica del asunto:
"Existe una historia bíblica que puede ser considerada como la más temprana en términos lésbicos: el amor entre Nohemi y Ruth. Aunque trataba de amor familiar, también puede ser interpretado como una viva declaración de amor en sentido más explícito: No insistas más en que me separe de ti. Donde tu vayas, yo iré; donde tu vivas, yo viviré; tu pueblo es mi pueblo, y tu Dios es mi Dios; donde tú mueras, yo moriré y allí me enterrarán. Juro hoy solemnemente ante Dios que sólo la muerte nos ha de separar. Ruth 1:16-17", relata la famosa enciclopedia virtual.
Este argumento que tiene una raíz literaria y hasta poética, no fue valorada por los psicólogos y psiquiatras de principios del siglo XX, que llevados por una alta cuota de ignorancia, comenzaron a denominar de diferentes maneras a esas mujeres que se amaban entre sí.
Algunos las denominaron "Tribadas" (que es la frotación de vulva con vulva), otros, querían llamarlas las "Safistas" y llego Freud, desterrando todo aquello y sin pelos en la lengua, las rebautizó como "homosexuales femeninas " que carecian, según su imaginario falocentrico, de una gran envidia y ausencia hacia el padre que las llevaba a reemplazar sus afectos hacia otra mujer y adoptar roles masculinos.
Lo cierto es que ocurrio sólo durante la emancipación del movimiento feminista (en el extranjero claro está) el que las mismas Lesbianas comenzaran a llamarse asimismas como "Lesbianas", tratando de desterrar esa "mala fama" que el patriarcado intentó enrostrarle a una verdadera rebeldía hacía su sistema ¿Cómo podía ocurrir que una mujer no necesitara de un hombre para obtener placer y vivir feliz sin ellos? era imposible hasta para las mismas heterosexuales que escandalizadas, se resistían a creer en tales relaciones. De ahí surgio la típica pregunta morbosa "¿cómo lo hacen si no hay un pene?".
Puede que la RAE (Real Academia española) adopte esta palabra en su ya vapuleado registro de palabras. No es de extrañar que una vez más la lucha por visibilizar el lesbianismo de una manera normalizadora dentro de las sociedades, quede en el simple olvido.

Fuente: Rompiendo el Silencio
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer