Sunday, June 15, 2008

 

Cuando YouTube te saca del clóset


Parece increíble que siga ocurriendo. Mil veces lo hemos escuchado: "No te filmes desnudo, no te dejes tomar fotos desnudo". Esta semana el escándalo estalló en mi país, el Perú. El protagonista: un chico de 20 años llamado David del Águila, famoso en la prensa `chicha` —o extremadamente popular de esta parte del mundo —por su relación con una jovencita muy conocida, hija de una señora llamada Susy Diaz, una retirada y estridente vedette que con un 13 en su trasero logró convertirse en congresista de la República.
El rumor sobre la homosexualidad de David estaba en boca de muchos, ya sea en Internet, en el ambiente gay y en la prensa. Sin embargo, David y su chica —Florcita— parecían muy enamorados. El maldito mundo de las apariencias. Y ello dejaba sin piso momentáneamente a los que pretendían lapidar a este muchacho delicado que, además, es vocalista de un grupo de cumbia.
Pero David no pudo con su naturaleza. Una noche se acostó con un tipo de su edad. El drama de David nació en un error tonto: filmar con su celular el encuentro sexual. Aunque quizás se remonta al hecho de haberle mentido a la enamorada sobre su bisexualidad, sobre su irrefrenable gusto por los hombres.
El tipo con el que tuvo sexo le robó el celular y entonces comenzó la peor de sus pesadillas.
David empezó a ser chantajeado. Me das dinero o saco los videos. David tenía que cuidar su imagen ante las fans, ante la familia, ante su grupo y, por supuesto, ante Florcita, la novia ciega, la que quizás se había dado cuenta de `algo`, pero optó por taparse los ojos, por amor o para seguir disfrutando de la `famita`.

David del Águila afronta las cámaras

David no soltó el dinero y, como se temía, el desgraciado galancito con el que se acostó hizo público el capítulo 1 de la filmación. El video apareció en YouTube: David, desnudo, bailando de manera muy sensual para la cámara. Hasta allí parecía —de repente— una broma. Algunos creyeron que la historia había terminado con ese video.
Lamentablemente, días después llegó la segunda entrega: David desnudo frente a un pene, a punto de practicar un fellatio.
La prensa lo sepultó, como también era de esperarse. David, en entrevista con el popular periodista peruano Beto Ortiz, admitió —con la voz quebrada— que era bisexual. Pidió perdón a Florcita y todavía no se acostumbra a la idea de su abrupta y forzada salida del clóset.
No tendría que llamarnos la atención la actitud de ciertos periodistas peruanos, y tampoco de los puritanos, intolerantes y más miembros deleznables de la tribu, incluyendo a la mamá de la novia. Sin embargo, debemos recordar que estamos hablando de un chico de 20 años, que actualmente está deprimido, que no es de la capital sino de provincia, y está casi solo en medio de una Lima que no es para bobos.
David no será un santito. Fue un tonto que pretendió pasarse de listo, al intentar engañar a medio país con una heterosexualidad que no era suya, que a leguas se notaba impostada, falsa y de cristal. Pero, acaso ¿merece ese trato por ser gay, bisexual o un chico confundido?
La prensa popular lo ha lapidado. En Internet su video del preámbulo del sexo oral ha generado comentarios homofóbicos de todo calibre.
No es justo que esas cosas sigan pasando en el Perú, y en todas partes. Lo único que nos queda es no filmarnos, no llevar una doble vida, no aparentar lo que no se es... Incluso, estando muy fuera del clóset, siempre habrán intolerantes dispuestos a desnudarnos, a buscarnos los errores, a ponernos trampas.
David, según algunas versiones, fue víctima de una trampa y de sus deseos. El galán que llevó a su cama, al parecer, lo buscó y lo sedujo con el único fin de sacarle dinero. Se dice que lo hizo a pedido de un `enemigo` gratuito de David. La verdad parece bastante nebulosa todavía. Lo único que me queda claro es que YouTube lo sacó del clóset. Y eso, eso sí, se pudo evitar.
Mientras termino de escribir esta historia, la ex congresista, madre de la novia engañada, ha dicho que "la mariconada trae saladera". Una terrible imagen del Perú, mi país. Ojalá no se repita.

Fuente:Enewspaper
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer