Sunday, July 13, 2008

 
Mujer: hazte ver

Al ritmo de “A quién le importa” de Alaska, como es usual, la marcha convirtió el centro de la capital española en una megafiesta a plena luz del sol para que todas y todos pudieran ver las calles llenas de reivindicaciones contra la discriminación, por los valores de la tolerancia, la solidaridad, la diversidad y la multiculturalidad. Pero lo más novedoso y revulsivo es que por primera vez la comunidad Glbtt —que ha logrado, no sin esfuerzo, que cada vez más los varones gays sean aceptados como ciudadanos con iguales derechos— puso en primer plano al colectivo de las lesbianas, doblemente marginadas por ser mujeres y por amar a otras mujeres. Asistieron un millón de personas con un gran número de mujeres solas o con sus parejas mujeres, de acuerdo con el Cogam (Colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Madrid). La manifestación estuvo encabezada por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído (el gobierno progresista de Zapatero inventó este ministerio) que, como la canción de Alaska, comentó lo de siempre: “Decir en voz alta que apostamos por la diversidad y la igualdad” y “hoy es un día de derechos de los ciudadanos”. Sobre el lema, que también estaba traducido a las distintas lenguas autónomas de la comunidad española, la ministra indicó que la “visibilidad es una decisión personal y cada uno debe decidir si sale. Lo que hay que hacer es crear las condiciones para que se pueda hacer y hacerlo con libertad”. Otra de las inéditas pancartas llevadas desde la organización señalaba “Lesviana, con V de visible”.
Esta marcha del Orgullo España 2008 ha cobrado más tintes políticos que en ninguna otra edición, y junto a la “visibilidad lésbica” las organizaciones convocantes pusieron todas las cartas en la mesa y reclamaron la laicidad del Estado e incluso el derecho al aborto. Así se puso de manifiesto en la lectura del comunicado que cerró la fiesta: “Exigimos la independencia del Estado y la Iglesia, la salida de la asignatura de Religión de los planes de estudio, la derogación del Concordato con el Vaticano y el fin de la financiación pública de la Iglesia”.
La visibilidad lésbica es un tema complejo y difícil de abordar, como se comprueba en las escasas famosas que aceptan públicamente ser lesbianas, o en las pocas historias que las tienen como protagonistas con modelos no negativos. El común denominador de la población suele no reconocerlas ni aunque las tenga ante sus narices, prefiere mejor pensarlas como “mejores amigas”. Por su parte, el presidente de la Federación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), Antonio Poveda, y uno de los organizadores de la marcha, dio en la tecla al afirmar: “Combatir la invisibilidad de las lesbianas es fundamental porque lo que es invisible no existe, y la lesbiana que es invisible no puede defender sus derechos”. Poveda invitó a todas las lesbianas del ámbito público a salir del armario, como lo han hecho los varones: “Nos duele que haya alcaldesas de derechas y también de izquierdas que no hayan salido del armario”, como puntapié inicial para que todas puedan mostrarse libremente sin miedos.
Pese a todo, este año las lesbianas contaron con su propio escenario en Madrid y el colectivo consiguió hacerse más visible, si bien tan sólo fuera por unos momentos. Todavía le quede mucho a la comunidad Glbtt y a la sociedad toda por trabajar no sólo por el respeto y hacia la igualdad sino contra el machismo que todos llevamos dentro.

Fuente: Pagina 12
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer