Friday, September 19, 2008

 
Diez ciudades que entienden



Son ciudades que entienden, sitios que reciben de brazos abiertos a los homosexuales del mundo. El diario inglés The Independent se ha encargado de recopilarlas y calificarlas. La lista la encabeza San Francisco, que cuenta con las "cuatro esquinas más gays del mundo", justo en la encrucijada de Castro y la Calle 18. El diario destaca a Barcelona y olvida a Madrid.
La reputación de San Francisco como centro de tolerancia, señala el periódico, "data de un tiempo en el que la tripulación presuntamente homosexual de los barcos era dejada en tierra" en esa ciudad. California es ahora uno de los dos estados de EE UU que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
La mayor parte de los sitios elegidos son ciudades europeas (siete de diez), entre ellas se encuentra Barcelona, una ciudad que muestra "todo el espectro" de la cultura homosexual, que según el periódico, puede apreciarse en los bulevares del Eixample y en los callejones del Raval. Con una de las más legislaciones más progresistas en materia de parejas del mismo sexo "la España moderna está compensando los años oscuros", indica el rotativo que, sin embargo, no cita a Madrid.
A la ciudad catalana le acompañan urbes europeas como Copenhague, la primera ciudad danesa en reconocer las parejas del mismo sex y futura capital de los World Outgames 2009, una competición atlética para homosexuales; París, la ciudad de Edith Piaf y Marcel Proust con sus ambientes tolerantes del distrito de Marais y la vida nocturna de Pigalle; Londres, con su vibrante escena de Soho, Ámsterdam, que acoge el Golden Bear, el primer hotel gay abierto en 1948; Berlín, la "pobre pero sexy" capital alemana, en palabras de su alcalde, y finalmente, Mikonos, la pequeña isla del Egeo que atrae a "hordas" de gays y lesbianas que disfrutan de sus clubes y playas.

Antípodas gay

En la lista no hay países sudamericanos, africanos o asiáticos. El toque extravagante de la autoritaria lista del Independent lo pone Sidney, en Australia.
"Las cosas han cambiado enormemente desde el Mardi Gras de 1978" señala el autor del decálogo. 53 de los asistentes a la fiesta de ese entonces perdieron sus empleos y fueron humillados públicamente después de que sus fotografías fueran publicadas en el periódico. Posteriormente, en 1984 llegaron nuevas leyes más tolerantes con los homosexuales.
Ahora, las tres semanas del Mardi Gras representan una de las principales fiestas del país. No obstante las legislaciones federales siguen sin contemplar el matrimonio gay.

Fuente: El País
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer