Monday, November 24, 2008

 

De fiesta la comunidad gay en Oaxaca


Engalanada con huipiles multicolores, alhajas de oro y rebosando alegría, la comunidad homosexual de Juchitán de Zaragoza, municipio del Istmo de Tehuantepec, celebra este fin de semana la Vela Muxhe, “auténticas intrépidas, buscadoras del peligro”.

Desde hace tres décadas, la comunidad homosexual (muxhe) istmeña cumple con los ritos que dictan las costumbres y tradiciones zapotecas, que inicia con un recorrido de los anfitriones y los invitados a la Vela (fiesta) por las principales calles de Juchitán, cargados de flores naturales y banderitas de papel de china. A diferencia de otras velas que se realizan durante el año, esta celebración resalta la tolerancia del pueblo juchiteco por la convivencia homosexual. En Juchitán, situado a 250 kilómetros de la capital, no hay lugar para inhibiciones; todas y todos tienen licencia de asumirse sin complejos. En entrevista, Felina Santiago, una de las organizadoras del evento que este sábado 22 cumple su vigesimotercer aniversario, espera al menos dos mil personas entre invitados, políticos, periodistas, académicos y artistas, procedentes del país y del extranjero. “Esperamos a 2 mil invitados, por lo que ya tenemos dos mil cartones de cerveza”, comentó animada. Dijo que la misa de acción de gracias será en la parroquia de San Vicente Ferrer, espacio donde son aceptadas sin condiciones por el sacerdote Francisco Herrera Ruiz. “Los fotógrafos de medios nacionales e internacionales se maravillan pues sólo en Juchitán, se nos permite organizar una misa”, dijo. En este año, el pago del festejo recae en César Vásquez, quien el año pasado asumió la responsabilidad de proponerse como mayordomo, mientras que “América” será la reina de la Vela de este año 2008, un muxhe originario de Juchitán, avecindado en la Ciudad de México”. Después de medio día, la banda de música acompañará a la comunidad muxhe, invitados y curiosos a su salida del templo en el centro de la ciudad de Juchitán, para dirigirse al domicilio del mayordomo e iniciar el banquete y luego, por la noche, el baile. Durante las 24 horas que dure la Vela serán admiradas, observadas, fotografiadas, aplaudidas y hasta criticadas por sus mismos compañeros muxhes. El nivel de competencia es alto, por eso guardan en secreto el color del huipil y la enagua con holán que usarán. Son las reinas de la noche en Juchitán. En relación con la tolerancia a la comunidad homosexual en la región del Istmo, Felina Santiago respondió que esta es relativa, debido a que en la zona periférica de Juchitán y una decena de municipios zapotecas y mixes existen “cientos de casos de homofobia”. “En Salina Cruz, a 30 kilómetros del municipio de Juchitán, las compañeras no pueden expresar de manera abierta su preferencia sexual porque pueden ser víctimas de violencia”, lamentó Felina Santiago. Fuente: Vanguardia

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer