Wednesday, November 26, 2008

 
Sor Juana

El escritor José Luis Gómez explora en uno de los aspectos que ha sido dejado de lado por sus biógrafos


Sor Juana Inés de la Cruz ha sido documentada en numerosas biografías pero “pocos o tal vez ninguno” hablan de las torturas múltiples a cargo de su padrastro que le provocaron adormecimiento en los senos, incontinencia en la orina, insensibilidad en los pies y la privación de una vida sexual.
Esta parte oculta de la vida de Sor Juana llevó al escritor José Luis Gómez a narrar, con un estilo dinámico, una historia ficticia donde, además de llevar a la poetisa a experimentar el amor pasional, la libera de la prisión sexual.
“Es la monja que todos conocemos con grandes cualidades pero por primera vez se toca el tema de su sexualidad en un libro público; me fui más allá del amor y me atreví a sacarla de esa prisión y la puse a sentir sus deseos sexuales”.
El beso de la Virreina (Planeta 2008), novela que representó a México en el Certamen novela Planeta México 2008, es un texto literario con una narrativa que mezcla copla y poesía donde Gómez plantea que la poetisa mexicana tuvo una sexualidad “confusa”, debido a las constantes torturas físicas por parte de su padrastro.
“Revisé la literatura que hay sobre ella y me di cuenta de que los biógrafos se notaban muy preocupados por ocultar algo, por privarla de esta parte de su vida, luego en el libro Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fé, de Octavio Paz, se ven muy claros indicios de que tuvo una sexualidad confusa”, puntualizó el escritor, quien considera que la vida, obra y sexualidad de Sor Juana son temas básicos para tratar en una novela.
Aunque en la obra literaria no es explícita la homosexualidad de la poetisa, Gómez aseguró que a lo largo de la narrativa el lector es testigo de cómo “Sor Juana explora su sexualidad con algunas amigas y encuentra en la Virreina Leonor Carreto un canal de escape, como lo sugiere la portada”.
Gómez, autor de dos novelas previas, dejó claro que El beso de la Virreina no es un texto biográfico que se pueda tomar como libro de historia, sino una narración literaria y erótica de diversión, para gozar “con detalles del alma humana y de la sexualidad”.
Confesó que la Juana que plasma en su novela es diferente, exclusiva, surgida de su creatividad narrativa, de su imaginación, aunque dijo es normal, pues cada autor crea a su propio personaje sea de la vida pública o no.
“Surgió cuando empecé a escribir sobre la vida de una mujer y de repente me di cuenta que era la de Sor Juana y entonces ya la ajuste un poco a la realidad pero, la hice una Sor Juana surrealista, es una Juana mía”, comentó.
En el caso de Sor Juana, personaje bien documentado, novelar su vida con poemas y un poco de música resultó más seductor para el escritor.
El escritor José Luis Gómez explora en uno de los aspectos que ha sido dejado de lado por sus biógrafos
Sor Juana Inés de la Cruz ha sido documentada en numerosas biografías pero “pocos o tal vez ninguno” hablan de las torturas múltiples a cargo de su padrastro que le provocaron adormecimiento en los senos, incontinencia en la orina, insensibilidad en los pies y la privación de una vida sexual.
Esta parte oculta de la vida de Sor Juana llevó al escritor José Luis Gómez a narrar, con un estilo dinámico, una historia ficticia donde, además de llevar a la poetisa a experimentar el amor pasional, la libera de la prisión sexual.
“Es la monja que todos conocemos con grandes cualidades pero por primera vez se toca el tema de su sexualidad en un libro público; me fui más allá del amor y me atreví a sacarla de esa prisión y la puse a sentir sus deseos sexuales”.
El beso de la Virreina (Planeta 2008), novela que representó a México en el Certamen novela Planeta México 2008, es un texto literario con una narrativa que mezcla copla y poesía donde Gómez plantea que la poetisa mexicana tuvo una sexualidad “confusa”, debido a las constantes torturas físicas por parte de su padrastro.
“Revisé la literatura que hay sobre ella y me di cuenta de que los biógrafos se notaban muy preocupados por ocultar algo, por privarla de esta parte de su vida, luego en el libro Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fé, de Octavio Paz, se ven muy claros indicios de que tuvo una sexualidad confusa”, puntualizó el escritor, quien considera que la vida, obra y sexualidad de Sor Juana son temas básicos para tratar en una novela.
Aunque en la obra literaria no es explícita la homosexualidad de la poetisa, Gómez aseguró que a lo largo de la narrativa el lector es testigo de cómo “Sor Juana explora su sexualidad con algunas amigas y encuentra en la Virreina Leonor Carreto un canal de escape, como lo sugiere la portada”.
Gómez, autor de dos novelas previas, dejó claro que El beso de la Virreina no es un texto biográfico que se pueda tomar como libro de historia, sino una narración literaria y erótica de diversión, para gozar “con detalles del alma humana y de la sexualidad”.
Confesó que la Juana que plasma en su novela es diferente, exclusiva, surgida de su creatividad narrativa, de su imaginación, aunque dijo es normal, pues cada autor crea a su propio personaje sea de la vida pública o no.
“Surgió cuando empecé a escribir sobre la vida de una mujer y de repente me di cuenta que era la de Sor Juana y entonces ya la ajuste un poco a la realidad pero, la hice una Sor Juana surrealista, es una Juana mía”, comentó.
En el caso de Sor Juana, personaje bien documentado, novelar su vida con poemas y un poco de música resultó más seductor para el escritor. Fuente: Excelsior

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer