Tuesday, March 24, 2009

 
Obama ratifica una declaración de la ONU para despenalizar la homosexualidad

En un nuevo paso para revertir las medidas más polémicas de su predecesor en materia de derechos humanos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó ayer la ratificación de una declaración de las Naciones Unidas que exige la despenalización internacional de la homosexualidad, un texto que George Bush se negó a firmar, según informó ayer el Departamento de Estado.
EE UU es un claro defensor de los derechos humanos y un crítico de los abusos contra estos mismos derechos en el mundo. Como tal, nos unimos al resto de naciones que apoyan esta declaración y seguiremos recordando a los demás países lo importante que es respetar los derechos humanos de la ciudadanía en todos los foros internacionales pertinentes", dijo ayer el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood.
En el texto, que no es vinculante y que ha sido ratificado por otros 66 países, entre ellos los de la Unión Europea, se dice que "el principio de la no discriminación requiere que los derechos humanos se apliquen a cada ser humano sin importar su orientación sexual o identidad de género". "Nos preocupa profundamente la violación de derechos humanos y libertades fundamentales basada en la orientación sexual o la identidad de género", añade.
Cuando se presentó el texto en la Asamblea General, el pasado mes de diciembre, el observador permanente del Vaticano en este organismo, el arzobispo Celestino Migliore, orquestó una campaña de oposición a la que, entre las naciones desarrolladas, sólo se unió EE UU. "Si se adopta semejante resolución", dijo en un comunicado, "se crearán nuevas e implacables discriminaciones. Por ejemplo, los estados que no reconocen las uniones del mismo sexo como matrimonio serían sujetos al escarnio público y recibirían mucha presión".
Finalmente, un total de 66 naciones ratificaron la declaración. Otras 57 se opusieron, firmando un texto de oposición y dejando implícitamente a EE UU y al Vaticano del lado de gobiernos célebres por sus abusos en materia de derechos humanos como China, Siria, Egipto o Sudán.
Son más de 70 los países que consideran la homosexualidad como una práctica ilegal. En siete de ellos, como Irán o Pakistán, se castiga con penas como el ahorcamiento público. Estos países, en su mayoría islámicos, dijeron en su propia declaración que el reconocimiento de orientaciones sexuales alternativas podría llevar a "la normalización social y, posiblemente, la legalización de actos deplorables, como la pederastia".
EE UU también rechazó ese texto, y se limitó a decir que no firmaría la resolución original porque entraba en conflicto con legislación aprobada en el pasado en diversos Estados federados. En muchos de ellos se han prohibido las uniones homosexuales a través de enmiendas constitucionales. Ayer, Wood dijo que "un exhaustivo proceso de revisión" de la declaración permitió "ratificarlo sin que ello implique ningún tipo de compromisos legales".

Fuente: El País
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer