Wednesday, September 30, 2009

 
Apartamentos sin armarios


A simple vista, no será más que uno de los tantos bloques de apartamentos que se construyen en la Costa. Sin embargo, basta con fijarse con detalle en el proyecto para comprobar que de tradicional tiene más bien poco. Arco Iris, que así se llamará el edificio, se convertirá en la primera promoción urbanística del país dirigida al colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), eso sí, siempre que sean mayores de 55 años, ya que también está concebido como un centro asistencial.
Se levantará en pleno corazón de Torremolinos, localidad que en los últimos años se ha asentado como uno de los destinos estrella para los homosexuales; un tirón que ha dado lugar a la apertura de todo tipo de negocios exclusivos como tiendas de moda, bares de copas y restaurantes, aunque destinados a un público más joven. «Toda la oferta gay va dirigida a lo bello; parece que todos los homosexuales somos jóvenes y sanos, pero también envejecemos», comenta Antonio Gutiérrez, un histórico activista malagueño por los derechos de los gays que confía en que iniciativas como ésta «puedan dar solución al drama humano del colectivo de mayores homosexuales, en su mayoría personas con un entorno familiar muy reducido porque han fallecido sus padres y no tienen hijos».
«La soledad es una de las principales preocupaciones de estos mayores; y muchos a los que hemos consultado consideran que ingresar en una residencia tradicional es como volver al armario», explica Íñigo Armengod, director general de Grupo Imnova, empresa que acometerá el proyecto.
El edificio, de 27 apartamentos, contará con todo tipo de comodidades y servicios tales como club social, limpieza, enfermería e incluso asistencia de mascotas, aunque su principal atractivo será un centro de día del que, además de los propietarios de los inmuebles, también podrán hacer uso los residentes del entorno al margen de su condición sexual. Su precio oscilará entre los 100.000 y los 240.000 euros, aunque su puesta en marcha aún no tiene fecha. «En la primavera de 2010 estaremos en disposición de iniciar los trámites para poder empezar las obras después del verano», afirma Armengod, quien asegura que, de momento, son muchas las personas que se están interesando por esta iniciativa, que ya lleva tiempo implantada en países como EE UU, Alemania, Suecia o Australia.
Sin embargo, también tiene sus detractores. En la asociación Colega reconocen el problema social al que se enfrentan los mayores homosexuales al perder el amparo familiar, si bien consideran que propuestas como ésta no son la mejor manera de resolverlo. «También hay discriminación en las aulas y no por eso se crean institutos para homosexuales. Todos los pasos deben darse en sociedad y no aumentar la exclusión; por eso creemos que estas cosas no nos llevan a ningún sitio», recalca David Sedeño, presidente provincial de esta agrupación.

Fuente:Sur.es
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer