Wednesday, September 23, 2009

 
Autobiografías lésbicas





El género autobiográfico, en manos de autoras lesbianas, ha ido mutando con el correr de los años. A principios de siglo fue una escritura hipercodificada para decir lo que no se nombra, textos combativos en los ’70 y el closet bien abierto en los ’80.


LA AUTOBIOGRAFIA DE ALICE B. TOKLAS
(1933)
LUMEN

La primera disrupción: se trata de la autobiografía de una mujer (A. Toklas) pero no la ha escrito ella, sino su amante, Gertude Stein. Esta determinación de tomar la voz de su compañera y secretaria le permite a Stein caminar por sobre los límites del género, la relación entre autor, narrador, amada y amante. Sobre todo le permite hablar de sí misma. Difícil decidir dónde termina una y empieza la otra. Puede ser leída como anecdotario de una de las parejas más influyentes de su época. Toklas (1887-1967), que vivió hasta la muerte con Stein, escribió por su parte ensayos y libros de cocina que dan cuenta de la vida cotidiana de estas dos mujeres y, nuevamente, un modo de comunicación que excede los límites de los géneros literarios: sus recetarios hablan de platos y de amor.

IDILIO SAFICO
(1901)
EDITORIAL EGALES

Liane de Pougy es el seudónimo con el que andaba por París la autora de esta novela clásica y decadente. Menos ficción que crónica fiel de su encuentro típicamente modernista con la infartante chiquilla Natalie Clifford Barney, esa musa inspiradora de tanta letra lésbica. (Djuna Barnes le dio el rol protagónico en su Almanaque de las mujeres.) La protagonista, mujer de mundo ya madura, cae en los brazos de esta americana, androginia atrevida y lucha en vano por no caer en el lesbianismo feliz y lujurioso que le propone la visitante. Las escenas atrevidas se suceden mientras la escritora parece pedir disculpas al tiempo que avanza y avanza en la alcoba.

FRUTOS DE RUBI. CRONICAS DE MI VIDA LESBIANA (1971) EDITORIAL HORAS Y HORAS

Los años setenta marcan el esplendor de la literatura autobiográfica con sello lésbico, sobre todo en América. Tal vez el texto más famoso de esos comienzos sean estas memorias ligeramente encubiertas en formato de novela picaresca, escritas por Rita Mae Brown una de las más prestigiosas líderes del movimiento de liberación femenina. Molly descubre en la pubertad que le gustan las chicas, desde entonces veremos sus avances y retrocesos en su deliberada decisión de ser lo que es, le moleste a quien le moleste. Entre dramática, hilarante y tan comprometida, la novela de iniciación, que entiende el sexo entre mujeres como volcánico, por aquellos años locos pero todavía tan conservadores sirvió como espejo del deseo para toda una generación.

THE COMING OUT STORIES
(1980)

La consigna feminista de que todo lo personal es político sin dudas animó la escritura de estas pequeñas gemas, escenas de la vida íntima, entre la confesión y la epifanía. Con esta salida del armario coral, el mundo recibía en formato libro el anuncio de que las lesbianas estaban allí. Y teniendo sexo. Este libro recopilado por Penelope Stanley y Susan Wolfe inicia una tradición que más tarde creció en diversos idiomas, libros objetos, documentales y ficciones. Libro pionero que inicia un corpus de erotismo testimonial lésbico, manual de vida cotidiana, secretos de alcoba. Participaron famosas y no tanto entre las que se cuentan Cherríe Moraga, Minnie Bruce Pratt, Joanna Russ y, como no podía ser de otro modo, Adrienne Rich.

Fuente: Pagina/12
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer