Wednesday, September 16, 2009

 
A single man


El diseñador Tom Ford se ha pasado al cine y su debut como director, A single man, protagonizado por Colin Firth, tuvo una gran recepción en la Mostra de Venecia. Tanto es así que su film A single man ha sido galardonada con el León Gay 2009 a la mejor película de temática homosexual, que otorga la asociación cultural Cinemarte, al margen del jurado oficial del Festival Internacional de Cine de Venecia.
Cinemarte, señaló que el premio para A Single Man se debe, entre otros motivos, a la "perfección formal" que muestra la cinta, que narra la historia de un profesor de Los Ángeles que pierde a su novio en un accidente de tráfico. "El jurado concede el León Gay 2009 por unanimidad a A Single Man de Tom Ford, por la perfección formal con la que se cuenta la historia de un hombre que vive con dignidad la pérdida de su amor", según la nota.
A single man, basada en un libro de Christopher Isherwood, cuenta la historia de un profesor (Colin Firth) en la California de 1962 que pierde a su pareja (Matthew Goode) en un accidente. Su duelo y sus deseos de morir contados en un día de su vida.
El film ya fue recibido con aplausos en el pase y con una mayor ovación al comienzo de la rueda de prensa de presentación, donde un gran parte de las preguntas han sido sobre la temática gay y las intenciones del director de dar voz a este colectivo. Algo que negó reiteradamente Tom Ford, quien hizo hincapié en que la historia no es sobre ser o no gay, sino "sobre un hombre que ha perdido el amor" y "sobre personajes humanos" independientemente de su condición sexual.
"Es un poema sobre un hombre que cree que está en el último día de su vida", agregó el realizador sobre su película, en la que tiene un personaje episódico el modelo español Jon Kortajarena.
Por su parte, Colin Firth destacó el "privilegio" que supuso para él interpretar un papel que sabía que era "tan personal" para el director, lo que hizo que también se convirtiera en algo muy personal para él. Una historia que se desarrolla en un solo día de la vida de George (Firth), en el momento en el que planea sobre él una clara intención de suicidio.
Con una estética muy cuidada y un desarrollo a base de flashbacks, Ford demuestra sensibilidad para tratar el dolor pero al mismo tiempo demuestra el exceso típico de las óperas primas. Un abuso de los primeros planos, de los movimientos de cámara y de los juegos con el enfoque ralentizan una historia de por sí pausada y en la que lo mejor es sin duda la interpretación de Colin Firth. Y en la que destaca la fotografía, del español Eduard Grau, al que Ford definió como un "enorme talento de 28 años", que ha realizado un "brillante trabajo" que ha dado al filme el tono justo de color en función de cada personaje.
También hubo tiempo para las bromas durante la rueda de prensa, sobre todo de parte Firth, que aseguró que el mayor desafío de su trabajo en esta película fue "ser homosexual y tener que besar a Julianne Moore". Moore, que interpreta a la mejor amiga del protagonista -"una mujer que no avanza en la vida y está bloqueada en su casa", en palabras de la actriz- fue la principal inspiración de Firth a la hora de componer su personaje. Un personaje, el de Firth, que fue aplaudido en la sala de prensa como el nuevo representante del mundo homosexual.
En una rueda de prensa que se convirtió en todo un espectáculo, por las muestras de apoyo al equipo de la película, que además apareció perfectamente conjuntado -todos elegantemente vestidos de negro- y muy dispuestos a seguir el juego de la prensa. Por ello, y a pesar de su defensa del "amor universal" de la historia, tanto el protagonista como el director expresaron su punto de vista de la situación del colectivo homosexual. Firth resaltó la "enorme ironía" que suponía que en el momento en que estaban rodando la película en California, este estado aprobara una ley que prohibía los matrimonios entre personas del mismo sexo, algo que ha llevado a Estados Unidos a un retroceso de 50 años.
Y Ford señaló que "es bastante vergonzoso que en Estados Unidos y muchos otros países no exista el matrimonio gay o algún tipo de unión civil" y resaltó su propia experiencia, con una pareja estable desde hace 23 años, al que ni siquiera puede visitar en el hospital sino es con un permiso expreso firmado por él. Sobre su paso del diseño a la dirección de películas, resaltó que el cine es el arte más permanente que se puede crear, "es algo que se mantiene para siempre. Es el proyecto de diseño definitivo".
El que fuera diseñador de Yves Saint Laurent y de Gucci, consideró que la moda es "completamente efímera", con un aspecto comercial muy marcado, mientras que el cine es "realmente una pura expresión artística".

Fuente: La Vanguardia
Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer