Wednesday, October 28, 2009

 
La película gay que España no se atreve a estrenar


Una película con versión original en vasco, que se comercializará sin doblar por mandato del director, y que aborda el despertar homosexual de un cuarentón que vive y trabaja en el campo, no parece, a primera vista, una historia abocada a reventar las taquillas. Pero una cosa es que no estemos ante el próximo Ágora y otra que Francia, Alemania, Holanda, Israel o Taiwán tengan garantizado un estreno con el que en España ninguna distribuidora se ha atrevido hasta el momento.
Roberto Castón resopla al otro lado de la línea telefónica. Han pasado nueve meses desde que su ópera prima, Ander, fuera presentada en la sección Panorama de la Berlinale, de donde salió con el premio Cicae, que otorga la Confederación Internacional de Cines de Arte y Ensayo. Entre medias, cientos de llamadas a distribuidoras españolas y más de 40 festivales: de Uruguay a Toulouse pasando por los actuales de Londres y Festival Internacional de Cine Lésbico y Gai de Madrid (LesGaiCineMad). "Pensamos que todo sería más fácil después de Berlín y que en España, como fuera, serían las distribuidoras las que se nos acercarían", comenta el que fue director del Festival de Cine Gay de Bilbao.
Pero no ha sido así y hasta el momento nadie ha querido hincarle el diente a una historia que se verá antes en Taiwán que en los cines de Bilbao o Madrid. "Se escudan en la crisis, en que la gente no va al cine, en que no hay quien quiera ver esta película", confiesa.
Castón precisa: "El problema es la temática, en este país, baladí de los derechos de los gays, todo lo que no sea una comedia donde el mariquita haga la gracia, no funciona o así lo creen los distribuidores", mantiene tajante.
Por si fuera poco, es una película bilingüe, de bajo presupuesto, no sobrepasó los famosos 600.000 euros que el ICAA pone como mínimo para recibir las ayudas complementarias, sin actores conocidos y de un autor primerizo. "Ander es Ander, no es Ander, de Amenábar ni de nadie", aclara Castón.

Una historia rural

Josean Bengoetxea interpreta a Ander, que vive con su madre (Pilar Rodríguez) y su hermana (Leire Ucha) en un caserío del valle de Arratia. Cuando se rompe una pierna, contratan a un peruano (Christian Esquivel) para ayudarle a moverse y a trabajar en la granja. Ander descubrirá con él su atracción por los hombres.
Con vocación naturalista, lo que ha hecho que se prescinda de la música, por ejemplo, la película no quiere ser ningún panfleto, a pesar de que nació como una idea de Berdindu (Servicio de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales del Gobierno vasco). "Otros modelos de familia son posibles, pero yo no hago activismo con esta película", decía Castón a Público, durante el Festival de Berlín.
La próxima oportunidad de verla en España es en el LesGaiCineMad, donde compite junto a otros filmes como Tú eliges, el debut en la dirección de Antonia San Juan. Los cines deberán esperar, quizás, a que Castón se lance a la autodistribución como última salida para la película olvidada del año.

Fuente:Público.es

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer