Thursday, February 04, 2010

 
EE UU inicia el cambio de la política hacia los gays en el Ejército



El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Michael Mullen, han defendido en el Senado la anulación de una polémica ley de 1993 que prohíbe a los soldados gays hablar públicamente de su orientación sexual, so pena de ser despedidos, y a las autoridades indagar sobre ello. Se trata de la primera audiencia en el Congreso de EE UU sobre el tema desde la entrada en vigor de la norma, hace 17 años.
"No importa cómo abordaremos el asunto, pero no podemos obviar el problema que supone tener vigente una política que fuerza a hombres y mujeres jóvenes a mentir acerca de lo que son para poder defender a sus conciudadanos", ha señalado Mullen ante el Comité de Servicios Armados del Senado. Según Mullen, su opinión tanto desde un punto de vista personal como profesional es que "permitir a homosexuales y lesbianas declarar abiertamente su condición sexual es lo correcto".
De anularse la ley, conocida en inglés como "Don't ask, don't tell" (DADT) -algo así como "No preguntes y yo no te cuento"-, sería la primera vez en la historia del país que los soldados que proclamen abiertamente su homosexualidad puedan prestar servicio en el Ejército sin temor a ser despedidos. No obstante, la anulación de la norma requerirá el visto bueno del Legislativo.
Gates ha anunciado que se creará un grupo de trabajo para revisar la política actual y hacer las debidas recomendaciones. Este grupo tendrá un año para realizar esta tarea y estará encabezado por el principal abogado del Pentágono, Jeb C. Johnson, y por el general Carter F. Ham, comandante del Ejército de EE UU en Europa.
Mientras se toma una decisión al respecto, el Pentágono estudiará las formas de aplicar la ley actual "de la forma más justa y humana", según Gates, en alusión a la posibilidad de que las autoridades castrenses no tomen represalias contra soldados homosexuales cuya orientación sexual haya sido revelada por terceros.
En su discurso sobre el Estado de la Unión ante ambas cámaras del Congreso la semana pasada, el presidente Barack Obama dijo que la eliminación de esa ley sería una de sus prioridades este año. "Trabajaré con el Congreso y nuestro Ejército para finalmente anular la ley que priva a los estadounidenses homosexuales del derecho a dar servicio al país que aman por ser quienes son", señaló en su discurso.
Según la Red de Defensa Legal de Miembros en Activo, 644 soldados han sido expulsados bajo la ley desde que Obama asumió la Presidencia en enero de 2009 y unos 14.000 desde que la norma entró en vigor en 1993.

Fuente: El País

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

free web tracker
referer referrer referers referrers http_referer